Configuración para el desarrollo de Android

Android es una pila de software de código abierto diseñada para usar en una gran variedad de dispositivos con diferentes factores de forma. Su objetivo principal es crear una plataforma abierta de software que puedan usar proveedores, OEM y desarrolladores para llevar a cabo sus ideas innovadoras. Además, se propone introducir un producto exitoso del mundo real que mejore la experiencia móvil para los usuarios.

Android está diseñado para que no exista ningún punto central de falla, donde un jugador de la industria restringe o controla las innovaciones de otro. Como resultado, obtenemos un producto completo para usuarios finales y de calidad de producción que incluye código fuente abierto y permite la personalización y la portabilidad.

Detalles del marco de trabajo de Android
Figura 1: Pila de Android

Filosofía de gobierno

Android surgió del trabajo de un grupo de empresas conocido como Open Handset Alliance (OHA), que Google lidera. Hasta el día de hoy, muchas empresas, tanto miembros originales de OHA como otras, han hecho grandes inversiones en Android. Estas empresas asignaron importantes recursos de ingeniería para mejorar Android y llevar sus dispositivos al mercado.

Las empresas que invirtieron en Android lo hicieron porque creen, como nosotros, en la necesidad de una plataforma abierta. Android es intencional y explícitamente un esfuerzo de código abierto (a diferencia de un software gratuito), es decir, un grupo de organizaciones con necesidades compartidas reunieron recursos para colaborar en una implementación única de un producto compartido. En primer lugar, la filosofía de Android es pragmática. El objetivo es crear un producto compartido que cada colaborador pueda personalizar según sus necesidades.

Sin embargo, la personalización sin control puede resultar en implementaciones incompatibles. Para evitar ese problema, el Proyecto de código abierto de Android (AOSP) conserva el Programa de compatibilidad de Android, que detalla lo que significa ser compatible con Android y lo que deben realizar los creadores de dispositivos para alcanzar ese estado. Todas las personas pueden usar el código fuente de Android para cualquier propósito; aceptamos todos los usos legítimos del software. Sin embargo, para formar parte del ecosistema compartido de aplicaciones que estamos construyendo en torno a Android, los desarrolladores de dispositivos deben participar en el Programa de compatibilidad de Android.

Google dirige el AOSP y mantiene y continúa desarrollando Android. Si bien Android incluye múltiples subproyectos, el AOSP se encarga estrictamente de la administración. Concebimos y administramos Android como un producto de software único y holístico, no como una distribución, especificación o colección de piezas reemplazables. Nuestra intención es que los creadores puedan asegurar la portabilidad de Android en sus dispositivos y no que implementen una especificación ni que seleccionen una distribución.